Uno de los problemas de comunicación en los niños es la tartamudez.

La tartamudez empieza a manifestarse a los 2 años y medio.

Aproximadamente el 95% de los niños que tartamudean empiezan antes de los 5 años.

Los niños son más propensos a sufrir de tartamudez que las niñas.

La tartamudez se caracteriza por una discontinuidad en el discurso que puede incluir pausas cortas o largas.

Interjecciones con palabras.

Sílabas que reemplazan una palabra, como “ah” o “eh”

Repetición de toda una palabra.

“Yo…yo no hice eso”

Repeticiones o revisiones de una frase.

“Tengo un…Tengo un problema”.

Los tipos más problemáticos de la tartamudez incluyen:

La emisión o sonido de una parte de una palabra o una sílaba “Mira al b-b-bebé”

Prolongaciones de una sílaba “Ssssssiempre duermo temprano”

Bloques inaudibles por la incapacidad de pronunciar alguna palabra.

Estas características generalmente tienen larga duración y se acompañan de esfuerzo, tensión y lucha por parte de los niños.

La tartamudez en los niños afecta su desempeño en el colegio, en las actividades diarias y sociales.

Los niños que tartamudean pueden sufrir de depresión y ansiedad.

Este trastorno del lenguaje se tiene causas genéticas y neuropsicológicas.

Apenas los padres reconozcan en su hijo estos síntomas es necesario que busquen ayuda profesional.

Dejar una respuesta